Header

Guarida Hip-Hop

El hip hop me quitó la venda de los ojos


Sacado de http://www.cubaencuentro.com/


Aldo Rodríguez Baquero, integrante de Los Aldeanos, nos recibe en su casa. La entrevista se produce antes de la presentación de su más reciente disco, Los Kbayros, grabado junto con Silvito, el libre. Este nuevo álbum, que se grabó en los estudios Real 70, entre diciembre y marzo de 2009, refleja las tensiones de la vida en Cuba: "… pañuelos que secan lágrimas de frustración, que si los exprimimos hacemos otro Malecón. Y es que la vida es así, se nos manda a correr, y no hay quien la pueda coger…".

Los Aldeanos se presentan cada miércoles en El Barbarán, en la Avenida 26 de Nuevo Vedado, sitio adonde acuden cientos de jóvenes de todas las razas, que no dudan en pagar 1 CUC para verles en persona, junto a otros MC cubanos, como Silvito y Papá Humbertico.




¿Cuándo te inicias en el hip hop?

Empecé primero escribiendo con un amigo, William, que acababa de salir de la prisión; después, hace seis años, conocí a Bian Rodríguez Gala, el B, y empezamos a ser Los Aldeanos.

¿Consideras a Los Aldeanos un grupo contestatario?

Sí, totalmente. Todo lo que hacemos es arte contestatario, porque nosotros hablamos de todo lo que tiene que ver con la sociedad, con la injusticia, con la pobreza, con la maldad, con la falta de amor y de energía positiva; de cosas que pasan a nivel mundial. Pero nosotros no vamos a hablar de lo mundial, porque apenas tenemos información de lo que pasa allá afuera. Nosotros hablamos de lo social dentro nuestro país, básicamente.




¿Cuáles son los temas sociales que más les interesan?

Lo que más les duele a Los Aldeanos: las separaciones familiares, la gente que tiene que ir a otros lugares para ayudar a sus familias aquí en Cuba; el maltrato a la mujer, la violencia entre los jóvenes, que no se entienda que el enemigo es alguien más poderoso, el sida… Cosas que pasan en todo el mundo, pero aquí de una forma más oculta. Aquí el extranjero está primero que el propio cubano. Tiene todas las comodidades, estudia como Dios manda, y el cubano queda en un segundo plano.

¿Cuál es la relación de tu música con el poder? ¿No existe preocupación por las cuestiones políticas?

No hay relación con el poder. No he estudiado política, yo no sé nada de política. Lo único que sé es lo que veo mal. Y lo trato de explicar, de modo que lo puedan entender los que estudiaron y los que no. Incluso que lo entienda el supuesto delincuente, para que se pueda nutrir y cambiar. La política es algo que está presente en el cubano desde que es niño. Aquí todo lo mezclan con política: el deporte, la música. Que mi grupo se presente a cantar en determinado lugar es un problema político, porque no tenemos las mismas condiciones que otras personas que están en el poder. No defendemos lo mismo; hay gente que defiende un puesto o una causa, nosotros defendemos a Los Aldeanos.

¿Perteneces a la Asociación Hermanos Saíz (AHS)?

Pertenezco a la AHS, a Los Aldeanos y a la Comisión Depuradora…

Con un discurso como el de ustedes, ¿cómo pertenecen a la AHS?

La mayoría de los raperos pertenece. Cuando nos hicieron una audición para pertenecer a la Agencia Cubana de Rap, ni nos conocían. El enemigo se camufla. Todo el mundo sabe quién es el enemigo; a veces el enemigo está dentro de los mismos artistas, que chivatean y no te dejan avanzar. Y eso te crea problemas constantemente.

¿Cómo es tu relación con la AHS?

Es buena. En diciembre hicimos un pequeño concierto para ellos. Había una exposición fotográfica de un muchacho, y él quería que diéramos un concierto. Al final no hubo exposición, pero nosotros actuamos y ellos nos atendieron superbien. Ellos son parte de las instituciones de allá arriba, pero las personas que están ahí, en contacto directo con nosotros, nos atendieron superbien.




¿Ves alguna diferencia entre la AHS de Alpidio Alonso y Luis Morlote (actual presidente)?

A mí me da igual. Para mí, todos ellos son lo mismo, porque nosotros no tocamos ni tratamos con ellos. Nosotros tenemos que ver con las personas de más abajo, los promotores, los diseñadores, etcétera. Con esa gente es con quien tenemos que ver. Nosotros pertenecemos a ella, y más nada. El día de mañana se ponen bravos, nos sacan de ahí y no nos dejan cantar en ningún lado; pero no me importaría que nos botaran de ahí.

Con canciones tan atrevidas, ¿cómo les permiten tocar en público?

El problema es que el hip hop es algo que ya no lo pueden detener. Sus propios nietos quieren escuchar nuestra música.

Haciendo una comparación con Porno Para Ricardo, ¿por qué a ellos se les prohíbe tocar en público y a ustedes no?

Porno Para Ricardo es más directo y ponedero. Nosotros no sólo le cantamos al gobierno, sino a muchas otras cosas. Ellos sí son radicales. A mí me gusta Porno Para Ricardo; he grabado con ellos la canción La Política. Nunca habíamos trabajado con personas más locas que nosotros, y yo me quedé: '¡Coño, esta gente están más mandados que nosotros!'. Pero fue genial.

¿Tuvieron problemas por la actuación con Porno Para Ricardo?

Me vieron salir de la casa de Gorki, y después no me querían dejar cantar. Parece que ellos tienen alguien que los vigila. Pero a mí no me importa, yo admiro mucho lo que ellos hacen, admiro todo lo que está bien hecho, lo que tiene corazón. No me dejaron cantar en La Madriguera, que pertenece a la AHS. Me dijeron que no podía cantar porque la Seguridad me había visto salir de la casa de Gorki.

¿Perteneces a la Agencia Cubana de Rap?

No. Ni me interesa.

¿Qué opinas de la agencia que reúne a los rockeros?

No la conozco. Lo único que sé es que una vez me invitaron a cantar para esta agencia y la directora, Maxyuri Ávila, dijo que no, que nosotros no. La respuesta te la puedes imaginar tú.

¿Qué es la Comisión Depuradora?

Es un proyecto de rap que nació hace poco más de dos años, donde nos agrupamos 43 raperos a nivel nacional. Hicimos un disco doble, de 30 canciones, y un concierto para presentarlo. Esto dio la oportunidad de rescatar mucho público, además de que el músico que no se conocía, tuvo la oportunidad de darse a conocer. Había igualdad de condiciones entre nosotros.

Actualmente, la Comisión Depuradora es un bonito recuerdo, porque los que participamos estamos trabajando en nuestros propios proyectos. No es que no exista, sino que cada artista está concentrado en sus propios trabajos. Tendríamos que volver a reunirnos, pero para eso falta tiempo y dinero. Yo hice todos losbackgrounds para la Comisión Depuradora, y casi pierdo mi matrimonio, porque era mucho tiempo dedicado a ello. Fue todo muy difícil, pero al final lo logramos.

Tengo entendido que Bian, "el B", ganó dos veces consecutivas la "Batalla de los Gallos (2007, 2008)" para representar a Cuba en Venezuela y México, respectivamente. En el caso de México, el organizador internacional, Red Bull, se encargó por completo de los trámites y los costos, además de que el consulado mexicano le otorgó la visa. ¿Porque "el B" no pudo representar a Cuba en esta competencia internacional? ¿Qué paso con "el B" y el concurso de los gallos?

"El B" ganó la Batalla de los Gallos y no lo dejaron salir, ni a Venezuela ni a México. ¿Porque? Porque no. Seguramente es por nuestra música, porque ellos siempre se inventan algo. A mí me han invitado a tocar en el extranjero y nunca me han permitido salir.

¿Cómo es que les permitieron tocar en la Tribuna Antiimperialista en agosto de 2008?

No sé. A nosotros nos invitó Pablo Milanés, quien es un artista reconocido en este país y en el mundo entero. Imagínate, que había que obedecerlo. Nos dejaron cantar, pero no se oían bien los micrófonos. Esa noche cantamos Abajo todos los presidentes del planeta. No sé cómo es que eso pasó.

¿Les condicionaron la actuación?

Sí. Que cuidado con las canciones, que no habláramos de Gorki… Yo ni siquiera sabía que Gorki estaba preso. A mí me lo dijeron minutos antes de mi actuación. Yo no podía hablar de nada, porque ese no era un concierto mío. En mis conciertos, hago lo que yo quiero, pero no donde estoy de invitado.

Luis Morlote me dijo que no podía hablar de Gorki, de una carta que se había mandado, un lío que yo no sabía bien. Yo lo que quería era hacer bien mi trabajo, y no que me estuvieran echando muela. Pablo [Milanés], a través de su abogada, también me llamó y me dijo que no creía que fuera correcto que nosotros pusiéramos las cosas feas. Sobre todo, nosotros, que éramos los últimos en cantar, porque ninguno de los que actuaron dijo nada.

¿Ustedes escucharon sobre los golpes que hubo contra algunas personas?

Nada. Eso no se vio. Dice "el B" que hubo un momento en que se formó una revuelta, pero dijo la gente del gobierno que habían agarrado a un carterista, y le cayeron a golpes ahí. Y para los que estaban alrededor, fue eso: piñazos a un carterista. No les dio tiempo a nada, porque ya estaban preparados para caerles a piñazos.

Quiero dejar claro que nosotros, Los Aldeanos, no dijimos nada sobre lo de Gorki porque no era nuestro concierto. Éramos simplemente unos invitados. Si fuera mi concierto, lo hago, porque en mis conciertos yo decido. Por respeto a quien me invita, no puedo hacer otras cosas.

¿Qué hubieras dicho, en caso de que hubiera sido tu concierto?

Hubiera hablado de los tantos presos injustos que hay en este país, como lo hago en mis canciones. Además, el público no oyó mi canción, porque esa gente bajaron el volumen. Si alguien se cuestiona el porqué nosotros no hablamos a favor de Gorki, sus razones tendrá; pero yo tengo mi conciencia tranquila.

¿Cuáles son los próximos proyectos de Los Aldeanos?

"El B" está preparando un disco que se llama Cuba Libre, que trata precisamente de eso, de Cuba libre. Yo acabo de sacar un disco con Silvito, el libre, que se llama Los kbayros. Tengo en planes otro disco que se llama Mantenimiento al alma.

Este país es el lugar donde quisiera morirme, es donde nací. El hecho de que lo critique, no quiere decir que lo odie o que lo quiera menos que nadie. Aquí es bien difícil hacer un acto contestatario. Me imagino que en otros lados es igual también, porque los recursos son muy difíciles de conseguir; pero esa es otra manera de hacer crecer el talento. Los Aldeanos no sólo es un grupo de rap. Son dos muchachos que un día se dijeron: "vamos a quitarle la venda a las personas de los ojos, para que puedan ver la realidad de una manera".

¿Qué te motivo a hacer eso?

Solamente la calle, todo está en la calle. Ahí esta la inspiración. De la calle nos nutrimos, de las personas, de las miradas, del maltrato entre la gente.

¿Supongo que en algún momento tuviste una venda en los ojos?

Yo también la tuve y el hip hop me la quitó. Yo estaba precisamente en la calle, perdiendo el tiempo. Ahí descubrí el hip hop y lo que se podía hacer con él, lo que una persona podía hacer por medio de la música. Yo me salí de las cosas en las que andaba gracias al hip hop.





Sacado de http://www.cubaencuentro.com/entrevistas/articulos/el-hip-hop-me-quito-la-venda-de-los-ojos-177231
Para Comentar Elige el Sistema de Comentario de tu Agrado:
comentarios google
comentarios blogger
comentarios facebook

No hay comentarios:

Danos tu opinión

Imágenes del tema: follow777. Con la tecnología de Blogger.