Breaking News

Raperos denuncian amenazas tras publicación de una canción que cuestiona el honor militar

EL PASADO 20 JULIO SE PUBLICÓ EL VIDEOCLIP DE "MILITARES"

Fuente: El Espectador

En grupos de WhatsApp de miembros activos de la fuerza pública se está compartiendo un instructivo para denunciar la canción por “promover el terrorismo”. Fuentes del Ejército dicen que esa orden no se le ha dado a ninguno de sus miembros.



Menos de doce horas después de haber publicado el videoclip de la canción “Militares”, los raperos, Manuel Garzón, Diana Avella, Hertz y Mamut, denuncian amanezcas y dicen haber recibido más de 5000 mensajes intimidatorios enviados por personas que no están de acuerdo con la canción que cuestiona el honor miliar y que habla de los más recientes hechos en los que miembros del Ejército se han visto involucrados, entre ellos, el de la violación de una niña embera perpetrada por siete soldados en Pueblo Rico, Risaralda.

Por medio de un comunicado, los realizadores del video dicen que han sido blanco de una campaña de amedrentamientos que incluye mensajes a sus cuentas personales en Facebook e Instagram. Y, lo más grave, amenazas a sus números privados de celular.

Este miércoles 21 de julio Manuel Garzón, quien además de ser rapero es abogado y miembro del partido Farc, denunció los hechos en la comisión tripartita de la que hacen parte la Fiscalía General de la Nación, Naciones Unidas y las Farc.

“En el Acuerdo de Paz se pactó que en el interior de la Fiscalía se debía crear una unidad cuyo objetivo es el desmantelamiento de los paramilitares y hacer seguimiento a los hechos en los que gente del partido haya resultado victimizada. Así yo sea el único del grupo de artistas que está siendo amenazado que hace parte del partido, esta comisión debe estar al tanto de la situación (…) es una línea muy delgada para saber en dónde termina el insulto y en dónde empieza la amenaza. Pero es muy delicado que a uno le digan guerrillero desde cuentas de personas que dicen ser parte del Ejército o la Policía”, agrega Garzón.

Tras la publicación del video, El Espectador conoció un instructivo que están haciendo circular por WhatsApp miembros activos del Ejército y de la Policía, en el que se explica cómo se puede denunciar el video musical por, supuestamente, “promover el terrorismo”.

Lo invitamos a leer: “Militares”

Información similar llegó a manos de Manuel Garzón. “Una persona que pidió no ser identificada, pero que hace parte de la fuerza pública, nos llamó para advertirnos que estaban haciendo circular el link del video y que tenían la orden de denunciar el canal de Reincidentes (grupo de rap) para bloquear el video”. Fuentes de la fuerza pública consultadas por este medio aseguraron que no existe una directriz que pida a sus miembros bloquear el videoclip en cuestión.

En el comunicado firmado por Manuel Garzón, Diana Avella, Hertz y Mamut se lee: “Aclaramos que no ha sido nunca nuestra intención ofender a los miles de jóvenes, en su inmensa mayoría pertenecientes a los sectores más vulnerables de la población, a quienes se las ha impuesto una guerra ajena, para el beneficio de unos pocos. Al contrario, buscamos la construcción de un país reconciliado, sobre la base del esclarecimiento de lo ocurrido en el conflicto”.

Y agrega: “Los señalamientos públicos y amenazas de las que somos víctimas nos generan un gravísimo riesgo que el Estado colombiano está en la obligación de conjurar. Hacemos un llamado para que se tomen todas las medidas pertinentes y necesarias para garantizar nuestra vida, integridad personal y el pleno desarrollo de nuestras labores legítimas”.

¿De qué habla “Militares”?

El abogado y rapero Manuel Garzón tiene muy clara la lista de hechos que motivaron esta canción. Los más recientes, dice, fueron la gota o las muchas gotas que rebosaron la copa: el asesinato del excombatiente de las Farc Dimar Torres, la directiva militar que dejó en evidencia el posible regreso de las ejecuciones extrajudiciales, los bombardeos a campamentos guerrilleros en los que había menores de edad y, el más reciente, la violación de una niña indígena embera chamí perpetrada por siete soldados.

“En todos los casos se ve la interseccionalidad de las victimizaciones contra estas personas y cómo esto, más allá del discurso oficial que dice que estos actos fueron cometidos por unas ‘manzanas podridas’, lo que vemos es que no es así. Hay un patrón sistemático para cometer estas victimizaciones. La canción surge en ese contexto”, dice


A principios de julio el abogado y rapero Manuel Garzón fue noticia nacional luego de que, tras una audiencia de conciliación, se llegara a un acuerdo para que el senador Álvaro Uribe Vélez, rectificara sobre un tuit de 2008 en el que decía que el también defensor de derechos humanos era “un terrorista que participa en montajes judiciales”.

“Ambos cedimos en algunas cosas. Por mi parte renuncié a que él hiciera un encabezado general sobre el valor de la labor de los defensores de derechos humanos que propuse y él, por su parte, también quería hacer una serie de precisiones que, a la larga, desde mi punto de vista, terminaba por enredar o podrían conducir a una revictimización. Sin embargo, encontramos una manera de ponerlo en un punto medio y fue hacer la rectificación. De esa manera zanjamos esa diferencia”. Lea también: “Ambos cedimos en algunas cosas”: abogado Manuel Garzón sobre rectificación de Uribe

Quince días después de aquel episodio, Manuel Garzón publica esta canción que cuestiona con dureza recientes actuaciones castrenses.

Hay quienes pueden pensar que usted publica esta canción para aprovechar el ruido mediático que tuvo su lío judicial con Uribe. ¿Es así? ¿Es una canción oportunista?

“No. La canción la grabamos antes de esto ocurriera. Uribe publica el tuit entre enero y febrero de 2018, yo le pongo la denuncia y desde allí inicia un proceso que termina después de dos años. Este es un proyecto que se venía trabajando desde antes del fin del proceso con Uribe, pero, de todas maneras, si esto ayuda a que el mensaje llegue a más audiencias, bienvenido. El rap también tiene cosas por decir en cuanto la estigmatización, las violencias, la construcción de sociedades”.

¿Usted tiene algo en contra del Ejército?

“No. Las fuerzas militares se han auto denominado héroes. Y tratan de tener un hilo conductor desde el grito de independencia con las fuerzas militares y lo que rotundamente estamos diciendo es que desgraciadamente no es así. Ojalá que pudiera ser así. Soñamos con unas fuerzas militares pluralistas, incluyentes, al servicio de la ciudadanía”.

Diana Avella rapera e integrante del equipo del Centro de Memoria Paz y Reconciliación habla de su participación en “Militares”.

“En un fragmento de la canción incluyo rimas callejeras y muy propias del rap bogotano. En esa parte digo que me gustaría ver a un militar llegando a mi barrio (Las Cruces) sin armas, sin escudos, para que se enfrente a la furia que manifiesta el dolor de las víctimas.

En la otra parte de la canción centro el foco en casos emblemáticos como las madres de Soacha, el de Dilan (Cruz, quien falleció tras un disparo de un miembro del ESMAD), que a pesar de que no es víctima de fuerzas militares, es una víctima de las fuerzas policiales, que se asemejan a la idea del patriarca que hace daño, que castiga, pero que también cuida”.

“Militares” también es el nombre de una canción de “Gotas de Rap” de 1997, una canción histórica y famosa en el hip hop colombiano. “Nos van a moler a palo los raperos tradicionales. Van a decir: esta gente hizo un trap con el nombre de una canción que ya existía de rap clásico colombiano', pero siento que también es la actualización del mensaje”.

¿Por qué hacerla con trap? un subgénero musical que ha sido cuestionado por presentar música con contendido misógino y machista con el que se sexualiza a las mujeres.

“De aposta nos metemos en estos terrenos farragosos, pero le veo la posibilidad de llegar a mucha más gente. Este género del “trap” cada vez tiene más escuchas y sus letras no suelen estar relacionados con temas como la que estamos proponiendo y si podemos llegar a generar conciencia por un lado o por el otro (mensaje o música) es algo positivo. Desde las cosas se hagan de manera propositiva y profesional, prácticamente cualquier género musical es bienvenido para transmitir mensajes y generar reflexiones”, dice Manuel Garzón



No hay comentarios

Danos tu opinión